Características de los pollos de corral

En una empresa especializada en despiece y almacén frigorífico de aves, se trabaja con pollos de corral, un animal que tiene unas características especiales. Una de ellas es su sabor, mucho más intenso, con menos grasas y con una carne más consistente que otra clase de pollos.

¿Qué características tienen los pollos de corral?

Los pollos de corral, se diferencian de los pollos industriales debido a que cuentan con una estructura más esbelta, un crecimiento mucho más lento y un plumaje variado. En caso de los pollos industriales, están listos para sacrificar en tan solo 45 días, aunque este tiempo se puede reducir si se utilizan hormonas de crecimiento. En cambio, los pollos de corral se sacrifican con 90 días, lo que hace que su carne sea más madura y de mejor calidad.

La forma en la que se ha criado el animal es otro aspecto que marca la diferencia. En caso de los pollos industriales, crecen hacinados en naves con unos 10 o 15 animales por m² y son alimentados con pienso para que engorden rápido.

En caso de los pollos de corral, crecen en semi libertad, pudiendo salir al campo y hay una media de 2 animales por m². En este caso, se alimentan principalmente de cereales como puede ser el maíz, así como cebada y alfalfa.

Esto hace que los pollos de corral tengan menos nivel de estrés y mejora su calidad de vida. Además, los pollos de corral no se alimentan con comida que se ha modificado de forma genética o haya sido tratada con pesticidas, antibióticos, aditivos o fertilizantes. Esto hace que mejore notablemente su calidad de su carne.