Trucos para que la carne de pollo quede jugosa

En la distribución de carne de aves, son muchos los diferentes tipos de piezas con los que trabajamos, pero si tenemos que destacar qué carne de ave es la más consumida, no nos equivocamos si señalamos la carne de pollo.

No es de extrañar el éxito del pollo, es una carne económicamente asequible y que cuenta con un sinfín de recetas, sin embargo, uno de los problemas que más se suele tener al cocinar pollo, es que éste quede poco jugoso, especialmente en el caso de las pechugas. Vamos a daros unos cuantos consejos para que esto no pase en vuestra cocina.

Trucos para cocinar carne de pollo

  • Cocina el pollo a la plancha a fuego medio, de este modo la probabilidades de conseguir que la carne se mantenga jugosa son mucho mayores.
  • Otra opción es apostar por el horno. Unta con mantequilla el recipiente donde vayas a cocinar la carne de pollo. Por otro lado, unta también con mantequilla un papel de horno. Precalienta el horno a 200 grados. Ahora colocaos el pollo aderezado en el recipiente y lo cubrimos con el papel el pollo (el lado de la mantequilla debe ir contra el pollo) y lo asamos durante unos 40 minutos, dependiendo de la cantidad de carne que estemos cocinando.
  • Si vas a cocinar pechuga en filetes, un truco muy empleado es, antes de cocinar la carne, golpearla con un martillo para carne o con otro utensilio que nos sirva para realizar esta acción. Así romperemos los tejidos de la carne y si cocinamos con algún tipo de salsa, la absorberá mejor y quedará una carne más jugosa.